Free Prime La espuela de Rocinante – Stg2bio.co

MON LOGO TEATRAL TRAQUIJOTESCO ACERCA DE LOS IDEALES, EL TIEMPO Y LA LOCURAUn idealismo desmesurado conlleva una escasez de pragmatismo que suele impedir el pleno desarrollo de nuestros anhelos vitales Aspirar a que el mundo se ajuste a nuestros ideales en lugar de intentar adaptar dichos ideales a la realidad sobre la cual intentamos materializarlos, acaba por ennegrecer nuestros corazones con un poso de frustraci n que oscurece, como una capa de magma extinto, cada uno de sus latidos Sin embargo, en alg n momento de nuestras vidas, una sola chispa, intensa e inesperada, puede prender las llamas que inflamen ese magma aletargado para hacerle recobrar su antigua condici n volc nica El desenlace se traduce en una erupci n vital cuya voracidad se ve alimentada por la imposibilidad de recuperar el tiempo perdido El remordimiento, a su vez, siembra la conciencia con explosiones de rabia y amargura que dictan nuevos dogmas con el fervor del nuevo converso El pasado, y sobre todo los errores que han configurado su legado, encarnan la identidad del enemigo a batir, y todas las armas que destruyan o nos alejen de su trayectoria, se forjar n con el mpetu de un visionario a quien un nuevo lucero ha bautizado con el resplandor de una flamante promesa que enmascare la ineptitud para conferirle sentido a la propia existencia En tal encrucijada encontramos a Alonso Quijano, trazando sobre las estepas de su conciencia una cartograf a alternativa que muchos situar an en los confines de la locura Una locura que evidencia nuestra condici n humana en su forma m s grotesca, vulnerable y pat tica, pero que al mismo tiempo nos redime de aquellos amarres que nos alejaban del caos c smico que nos engendr Sobre la arena del desierto en el que ha despertado, Alonso Quijano traza ondulaciones para levantar el oleaje que lo lleve a la deriva y lo vapulee con impulsos de vitalidad que consigan descoyuntar el esqueleto de su letargo Se lanza, a pecho desnudo, sobre el mar quebrado que se abre ante todos los infelices que no tienen nada que perder No es una chispa lo que lo sacude de su tedio existencial, sino una espina que, clavada en su coraz n, lo desangra de esperanzas y lo abandona sobre el sendero de la andante caballer a para que los nobles ideales que orientan dicha orden lo adopten como a un hu rfano que ha perdido todas sus se as de identidad De esta manera, Alonso Quijano se afronta al ocaso de su vida con un rel mpago de revelaci n en la mirada, y un temblor de talones que cimbrea los magros flancos de Rocinante con un escalofr o premonitorio EXTRACTO QUIJANO Cruel es la primavera que te sonr e cuando el oto o ya ha deshojado tus ramas Te crujen los huesos, se enturbian tus l grimas, y se emblanquecen tus canas como si los recuerdos hubieran absorbido toda la tinta de tu porvenir Pero a n as , el coraz n, ese zagal hu rfano que corretea en tu interior ignorando las grietas que resquebrajan el hielo de tu sepultura, salta y resbala sobre la hierba que la primavera humedece con sus promesas de eterna juventud Yo no soy de m rmol, sino de carnes blandas y no nada impenetrables contra quienes ya no valen ni tienen fuerza los barruntos de la raz n El amor me abri su prado y me cautiv para que en l cosechara sus flores m s bellas, las mismas que, al embriagarme con su aroma, el desencanto mud , troc y trastoc en rocas de afilados cantos Con sangre en las manos, abofete la sobria realidad al cuitado coraz n que, como un c ndido zagal, se arriesg a jugar Se alej de la orilla el peque o batel y naufrag sin remos, vela, m stil ni jarcia Creo que hay frutos prohibidos cuyo antojo tiene por nico objetivo evidenciar el desesperado patetismo del tiempo perdido, pues en tal punto de mi existencia, yo a n no s qu demonios he hecho con mi vida


5 thoughts on “La espuela de Rocinante

  1. Tramoyista Tramoyista says:

    Es un mon logo que, partiendo de la fantas a que ofrece el no tener muchos datos acerca de Alonso Quijano, traza el declive del hidalgo hasta encontrar, como nica salida, el convertirse en el caballero andante m s famoso de la literatura universal Est escrito con un di logo lleno de im genes po ticas que te hacen reflexionar sobre las opciones que escogemos en el transcurso de nuestras vidas Para amantes del Quijote y de la buena literatura.


  2. Tramoyista Tramoyista says:

    Ingenioso mon logo teatral de gran riqueza verbal De Don Quijote de la Mancha se desprende poca informaci n sobre Alonso Quijano, y esta fantas a sobre las razones que empujan al hidalgo a convertirse en el Caballero de la Triste Figura es muy original.


  3. Alfonso Sasselli Alfonso Sasselli says:

    Es f cil seguir la pasi n del Quijote en sus ltimos momento de casi cordura en este mon logo vibrante y barroco Espero que el autor siga escribiendo m s obras para vibrar de nuevo con ellas Por cierto, en qu teatro se representa esta obra


  4. E. Conesa E. Conesa says:

    Libro muy interesante que indaga c mo era Alonso de Quijano antes de convertirse en Don Quijote Su prosa rica y muy elaborada es un excelente recordatorio de la novela de Cervantes


  5. german torres hinojosa german torres hinojosa says:

    Es un texto brillante, que nos acerca a la precuela del Quijote El autor hace un uso del lenguaje con un estilo barroco lleno de im genes y rico en palabras Muy recomendable.